APURÍMAC OCUPA PRIMER LUGAR NACIONAL DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Preocupante realidad. La región Apurímac presenta los más altos índices de violencia hacía la mujer a nivel nacional, de acuerdo al reporte de seguimiento concertado realizado por la Mesa de Concertación de Lucha contra la Pobreza de Apurímac.

De esta manera, la violencia familiar contra la mujer ejercida alguna vez por el esposo, conviviente o pareja en el 2016 coloca a Apurímac en el primer lugar con un 79.1%, seguido de Puno (78,8%), Cusco (75.4%) y Huancavelica (74,0%), respectivamente.

Para graficarlo más fácilmente, de cada 10 mujeres apurimeñas cuyas edades se ubican entre 15 y 49 años, ocho de ellas sufrieron algún tipo de violencia (sexual, psicológica y/o física) por parte de sus parejas, cifra que está por encima del promedio nacional.

Genara Ugarte, secretaria técnica del espacio concertador, precisó que este flagelo social ha ido en aumento estos últimos años y obedece a la ausencia de políticas integrales para enfrentarlo, porque las mujeres que sufren algún tipo de violencia no encuentran el respaldo inmediato o no acceden a la justicia en forma oportuna.

Señaló, asimismo, que en Apurímac no se cuenta con un registro del cumplimiento de la implementación de las medidas de protección que emana del Juzgado de Familia, por lo cual, no se puede afirmar con certeza si existe una protección mínima de las mujeres víctimas.

“Es imprescindible y urgente implementar políticas públicas enfocadas en la transformación de la cultura de violencia, que está arraigada en nuestra sociedad”, aseveró.

Asimismo, refiriéndose a la implementación de la nueva Ley N°30364 para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar (esta ley busca agilizar y abreviar la ruta de protección hasta en 72 horas), se hallaron numerosas dificultades que impiden el acceso efectivo a la justicia de las mujeres víctimas de violencia.

Además de plantear el fortalecimiento del trabajo multisectorial, recomendó que debería proponerse la construcción de una casa refugio integral, diseño de un programa presupuestal para el tema de violencia familiar, mejorar la atención oportuna a las víctimas de la violencia, atención en salud mental, autoestima, entre otros más.

Comenta por facebook: