MADRE E HIJA VIVÍAN UN INFIERNO CON MONSTRUO VIOLADOR DE NOMBRE MARIO MAMANI VILCA.

Luego de conocerse la dramática historia de la menor de 8 años de iniciales M.E.V.P., que fue abusada sexualmente por su padre biológico, identificado como Mario Mamani Vilca, capturado la mañana del pasado domingo, salieron a la luz más detalles de este espeluznante caso. Por ejemplo, que la madre de la niña, Marina Vilca Pari, vivía un infierno a lado del “monstruo”, quien antes estuvo recluido en el penal de Juliaca (ex Capilla) acusado de homicidio.
Ahora el acusado volvería a prisión, porque el fiscal penal solicitará prisión preventiva contra el violador, y si las investigaciones comprueban el delito del que se le acusa, podría ser condenado a cadena perpetua.

Las primeras investigaciones arrojan que el acusado habría abusado sexualmente de la niña de 8 años desde el 2014, en diversas oportunidades, en el predio ubicado en el sector de Tojra Mocco en el centro poblado de Larimayo, distrito de Antauta (Melgar), aprovechado que su conviviente llevaba a su otro hijo menor a sus controles, al Centro de Salud.

Según las declaraciones del fiscal de Familia de la provincia de Azángaro, Fernando Cordova, la madre de la menor junto con la niña eran sometidas y maltratadas constantemente por Mamani Vilca, quien además las tenia amenazadas.

Por esa razón, la niña nunca lo acusó o habló al respecto, y hasta su madre en un primer momento dijo que dos hombres abusaron de su hija, tratando de proteger al depravado.

Los profesores de su escuela fueron los primeros en darse cuenta de que algo pasaba, ya que la niña dejó de asistir al colegio, y porque el personal del Centro de Salud donde la menor se realizaba sus controles infantiles también se preocupó, buscándola en su domicilio en reiteradas ocasiones.

A insistencia del personal de salud, de los profesores y de las autoridades del lugar, la niña fue llevada al centro de salud, donde se dieron cuenta que ya tenía 24 semanas de gestación, por lo que informaron del hecho a las autoridades.


Fuente: Diario Los Andes.

Comenta por facebook: