Ricardo Gareca: de ser despedido de Palmeiras a estar a un paso de la clasificación al Mundial con Perú

Tras dirigir al equipo brasileño por solo tres meses (a pesar que tenía contrato por un año), Ricardo Gareca llegó a la Selección Peruana para tener bajos y altos, en ese orden.

El último reto de Ricardo Gareca antes de decirle que sí a la Selección Peruana había sido un fracaso. Se convirtió en técnico del Palmeiras de Brasil a fines de mayo de 2014 y el 1 de septiembre (sí, del mismo año) ya estaba fuera de forma oficial. La razón: el ‘Tigre’, que inicialmente tenía contrato por todo un año, solo consiguió el 33% de los puntos que disputó en el Brasileirao.

En 13 encuentros, Palmeiras solo ganó cuatro veces. Perdió ocho y empató una vez. Cuando a los directivos se les acabó la paciencia, el equipo paulista estaba a 25 unidades del puntero Cruzeiro. Muy lejos del objetivo.

Se torna complicado saber si fue una buena o mala decisión de Palmeiras. Se trata de fútbol. Una racha negativa se puede convertir en positiva a partir de un solo partido. Un punto de quiebre. Pasó el tiempo, Ricardo Gareca le dijo no a la selección de Costa Rica y llegó a la Selección Peruana para encontrar su mejor respaldo. Basta con ver la tabla de las Eliminatorias al final de la fecha 7 para entenderlo.

Perú era noveno (de diez) con apenas cuatro puntos: cinco partidos perdidos, un triunfo y un empate.  La igualdad ante Venezuela en Lima y las caídas ante Uruguay y Bolivia de visita nos dejaron con respirador artificial. Muertos. Casi. Sin embargo, en la Federación Peruana de Fútbol (FPF) no pusieron en discusión la continuidad del entrenador argentino. El apoyo ante todo un país herido, fue total.  Y Gareca pagó con la misma moneda cuando rechazó una oferta para dirigir a Independiente de Argentina: “Quiero y voy a respetar mi contrato”.

Luego, y quizás como un premio a la paciencia, llegó ese punto de quiebre. Porque el equipo de Ricardo Garecasupo levantarse después de esas fatídicas siete fechas. Lejos estuvo de ser magia: cinco victorias, dos empates y dos derrotas. 17 puntos. Más los cuatro que teníamos antes y los tres que nos dio el TAS. Esos son los 24 puntos que hoy, a falta de solo dos jornadas, ubican a la Selección Peruana en el cuarto lugar y en zona de clasificación directa al próximo Mundial. Más viva que nunca. De la mano de ese técnico que, al parecer, se ha ganado la renovación.

Comenta por facebook: